El deseo de un Rey

2do. de Samuel 23: 13-17 En otra ocasión, tres de los treinta más valientes fueron a la cueva de Adulán, donde estaba David. Era el comienzo de la siega, y una tropa filistea acampaba en el valle de Refayin. David se encontraba en su fortaleza, y en ese tiempo había una guarnición filistea en Belén. Como David tenía mucha sed, exclamó: “¡Ojalá pudiera yo beber agua del pozo que está a la entrada de Belén!” Entonces los tres valientes se metieron en el campamento filisteo, sacaron agua del pozo de Belén, y se la llevaron a David. Pero él no quiso beberla, sino que derramó el agua en honor al Señor y declaró solemnemente: “¡Que el Señor me libre de beberla! ¡Eso sería como beberme la sangre de hombres que se han jugado la vida!” Y no quiso beberla. Tales hazañas hicieron esos tres héroes.

Sigue leyendo

Anuncios

La mejor dieta

Deuteronomio 8:3b“… para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.”

Esta pasaje de la Escritura, es bien conocido por todos, y multicitado en muchas de las ocasiones que se habla del Éxodo, o bien, de las tentaciones de Jesús en el desierto.

Sigue leyendo