Cómo ofrendarle a Dios

“Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación (o por necesidad), porque Dios ama al que da con alegría.

 (2da. Corintios 9:7)

Al revisar con detenimiento la enseñanza de Jesús registrada en los Evangelios, noté, para sorpresa mía, que uno de los temas frecuentes era ECONOMÍA. De manera constante, el Señor compartía mensajes relacionados con asuntos de dinero, de posesiones, de terrenos, de monedas, de pago de jornadas laborales, de vendimias, de impuestos, de deudas, etcétera, etcétera, etcétera. Jesús sabía que la forma en que tratamos las riquezas de este mundo, muestra las prioridades de nuestros corazones (Lucas 12:34, Lucas 16:11)

Sigue leyendo

Anuncios