El Nazareno

“… y vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado nazareno” (Mateo 2: 23)

En no pocas ocasiones, me he quedado boquiabierto con lo poco que conozco de las Escrituras, y lo mucho que el Señor quiere develarnos a través de ellas. Me considero un ignorante de la Biblia, y aún así, aún en lo poco que conozco, me maravillo profundamente al poder distinguir tanto detalle, tanta perfección, tanta hermosura. Dios es extraordinariamente Creativo, lejos de lo que pidiéramos imaginar. Y extraordinariamente Perfecto: lo que El dice, eso es lo que es.

Sigue leyendo

Anuncios